Gobernador de Boyacá le pone el pecho a la crisis del estadio La Independencia.

Gobernador de Boyacá le pone el pecho a la crisis del estadio La Independencia.

Foto: @oscarfh2o

El gobernador, Ramiro Barragán, se comprometió a solucionar varias de las problemáticas que hoy sufre el estadio La Independencia.

La polémica por el mal estado del campo de juego del estadio de Tunja no para. Luego de la mordaz crítica de Carlos Antonio Vélez, se desató una enorme discusión respecto al esfuerzo que se está realizando desde el sector público para tener un estadio en perfectas condiciones.

Fue tanta la conmoción generada, que un día después el presidente de la División Mayor del Fútbol (Dimayor), Jorge Enrique Vélez, viajó a la capital boyacense para reunirse con el Gobernador y con las directivas de Patriotas y Boyacá Chicó.

Vélez le hizo saber a las directivas del fútbol boyacense y al Gobernador de Boyacá que hoy La Independencia no cumple con los lineamientos exigidos por Conmebol, siendo tan grave la situación que podría prohibirse la disputa de fútbol profesional en dicho estadio.

Entre las observaciones realizadas por Vélez está la ausencia de camerinos a la altura del fútbol profesional, el incumplimiento en la normatividad referente a iluminación, y el pésimo estado de la gramilla.

“Algunos de los acuerdos a los que se llegó es  buscar el financiamiento a través de entidades públicas pero fundamentalmente a través de las entidades privadas; buscar la forma de conseguir patrocinios para que estos equipos y para que el fútbol boyacense tenga un mayor respaldo. También, de alguna forma se va a hacer gestión se hará gestión ante entidades públicas y privadas para mejorar la iluminación y adecuar el estadio de tal manera que se cumpla con lo que nos está pidiendo la Dimayor”, señaló el Gobernador.

El mismo día en que se generó la polémica, el alcalde de Tunja, Alejandro Fúneme, puso al municipio a disposición para que sea este el que administre el estadio La Independencia. Pero parece ser que fue una propuesta ante los medios y no ante los que toman las decisiones: Fúneme no asistió a esta reunión y es más, ni siquiera hizo conocer dicha propuesta al Gobierno Departamental.

“Nos tenemos que sentar a dialogar eso porque digamos que por dar una declaración no podemos hacer ese tipo de afirmaciones. El alcalde no estuvo y pues hasta ahora escucho esa propuesta. De todas formas son propuestas que hay que analizar”, añadió Barragán.

Otra de las observaciones realizadas por el presidente de Dimayor es la escaza asistencia de público, mostrando un completo asombro por la inasistencia al derby boyacense, del cual se tiene un registro de 200 aficionados aproximadamente.Valga aclarar que este último problema se sale de las manos del Gobernador y recae principalmente en los dirigentes del fútbol, que con el armado de equipos mediocres, sus constantes visitas a la categoría de ascenso, y su ausencia en instancias finales de los campeonatos; han espantado a la afición, que no está dispuesta a pagar un precio tan alto por un espectáculo que no está a la altura.

Fuente: https://periodicoeldiario.com/gobernador-de-boyaca-le-pone-el-pecho-a-la-crisis-del-estadio-la-independencia/

Deja una respuesta

Cerrar menú
× Envía tu mensaje